DECRETO 4050 DIAN PDF

Page: 82 of N a m e BALABBO, MICHAEL SILANGGA CARIAN, SIAHA MARIE DECRETO CARIASO, ANNA ARVIN JAY PALISOC CUSTODIO, CHRIZEL DIAN CABERTE CUSTODIO. Source: Bureau of National Taxes and Customs (DIAN) the Growth of Private Investment,” Legislative Order (Decreto Legislativo) , as amended and. ADORADOR, ZYZLE DIAN ADORADOR. BARRIOS, MERIEL MAE DIAN AYALA. PREVENDIDO, MAE DECRETO.

Author: Yosho Gotilar
Country: Paraguay
Language: English (Spanish)
Genre: Video
Published (Last): 9 November 2012
Pages: 67
PDF File Size: 9.42 Mb
ePub File Size: 2.77 Mb
ISBN: 445-4-13737-263-9
Downloads: 93559
Price: Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader: Nill

Usando los padrones de tributarios De este modo ambas zonas inclufan dos de las tres regiones ecolo- intentare determinar las estructuras demograficas comparativas tanto gicas fundamentales de la sociedad andina: Los Indices de tamafio y output estan relacionados de forma similar: Tanto en Chu- accedian a una alimentaci6n mejor, y que por lo tanto podian hacer que lumani como en Pacajes, las haciendas a su vez se distinguian claramente mas niiios sobreviviesen la infancia que otros tipos de traba: La otra nieta, doiia Vicente Eguino, poseia Ataguallani y sus 64 indios.

Aunque el termino no fue muy comun en censos subsiguientes, secreto decreto de resistido por todos, Ios indios incluidos, quienes parece ser deseaban retener el viejo tri- sl distingula entre originarios con tierras, forasteros con tierras y forasteros sin tie- buto como una garant! Francisco Tadeo Diez de Medina, el oidor. En la re- tunadamente, definir a decrwto comunidad indigena libre de los Andes es una gion de La Paz, sin embargo, habfan pocos residuos de estas distincio- tarea compleja, pues todavia existen muchos desacuerdos acerca de su nes “nacionales”, por lo menos desde el tardio periodo colonial en ade- origen, estructura, e inclusive sobre su funcion.

Este es el influyente modelo desarrollado por Chevalier en La formation des grandes domaines au Mexique. Pues la proporci6n mayor de varones adultos en la zona de Segurlo. Toda esta coca provenfa de dentro de los confines del mayoria de la producci6n coincidi6 con una balanza comercial interna- cional negativa de largo plazo que marc6 el inicio de la vida republica- diab, y perdur6 hasta la decada de Esto no andinas rurales serranas de los siglos XVIII y XIX, es aun asf lo sufi- obstante, el imperio mismo se redujo bastante, y se quebr6 en varias cientetnente importante como para obligar a revisar la imagen tradicio- unidades familiares independjentes tras la muerte de don Tadeo.

  CHRIS JENKS TRANSGRESSION PDF

Mas dado el nfunero limitado de tales titu- Iglesias parroquiales 18 18 1, Monasterios 14 57 7, 1, los, y su muy limitada porci6n de haciendas decreot indios, es posible argu- Comunidades 11 16 1, mentar que en general habia una sorprententemente pequeii.

Su cre- des coloniales. Dada la naturaleza relativamente reciente de la colonizaci6n de esta rios, en terminos de la poblaci6n total, la informaci6n para Pacajes y zona y su muy rico potencial agricola, no resulta sorprendente que la Chulumani nuevamente exhibe los mismos patrones que los ya vistos Iglesia controlase tan pocas propiedades.

Roll of Successful Examinees in the NURSE LICENSURE

En compro la mitad restante, elevando sus costos totales a alrededor de 9, pesos. Varias de las estadfsticas esenciales de los distritos de Sicasica, entre las mas ricas comunidades libres de todo el Alto Peru.

Por ejemplo, Ia tasa tributaria mo- la zona. De este modo, el output de metales preciosos legal y de c: Pero por lo pronto, esta producci6n de una moneda devaluada – tu- sin tierras en una hacienda, pagaban entonces la tasa mas pequeiia. Por lo por un grupo leal de estudiantes y amigos. Partido de Yungas”, como trabajadores alquilados diaria o incluso semanalmente, ya fuese folios 29v Por ejemplo, en los libros de contabi- do.

I maiz y vegetales. Asumiendo esta misma proporci6n renta-capital de 9. ACALP, tomofolio Francisco Tadeo Diez de Medina, oldor de la Audiencia chilena, dados de Medina son los documentos de! Sus haciendas de panllevar y estancias ganaderas eran mas Los autores argumentan que en consecuencia, Ia tierra jamas entr6 al mercado.

A veces venian en el dominio o reserva seiiorial; pagando un salario por trabajos espe- de fuera de la zona, algo tipico en las haciendas cocaleras, o de hacien- ciales, y por ultimo, garantizandoles SU exenci6n de la mita minera.

  EL CAMINO ABIERTO POR JESUS PAGOLA PDF

Roll of Successful Examinees in the NURSE LICENSURE

Estos datos dan la proporci6n. Esto se ve en su proporci6n entre varones y mujeres, y te el perfodo colonial, proporciona un punto de referencia a partir del en sus porcentajes de poblacion economicamente activa salvo por cual podremos examinar Ios cambios ocurridos durante el primer siglo Omasuyos. El hecho de que las dotes fuesen litigio con su yerno Iturralde, encontramos que el aiio de fue inu- promesas de pago, y no pagos totales en efectivo, significaba que las sual por los altos precios pagados par la coca.

Valor neto def patrimonio maternoque por lo tanto ya no estaban del todo bajo su control. Durante pacto algo mayor es en la ubicaci6n relativa de los principales decreho el siglo XVIII las listas progresivamente se hicieron mas complejas y dos, y en el problema de registrar sus tenencias interdistritales combi- completas-; comprendiendo, para la decada dea todos los hom- nadas en cualquier momento dado.

Enpor ejemplo, logro comprar la mitad Estos cargos requerfan un enorme expendio de ahorros persona- mo, y la descendencia en varios casos parece haber sido bilateral – aun- les, funcionando por lo tanto para eliminar las desigualdades surgidas que esto tampoco esta del todo resuelto en la bibliografi3; pertinente. Es tambien evidente que tenfa considerables activos nimo, entonces, el sacaba solo de SU produccion agrfcola alrededor decrero lfquidos, pues no parece haber tenido mayor dificultad para generar 10, pesos anuales por encima de los costos.

Todas estas nuevas in- Sin embargo, estos modelos de unas elites terratenientes inm6viles vestigaciones minaron la creencia largo tiempo sostenida de un fecreto y nada orientadas hacia el mercado, o el de un campesinado indio ex- rural inmutab.